“La Biblia de Neón” de Kennedy Toyle.

 

¿Recuerdas “La conjura de los necios”? “Fascinante única obra” y “la muerte de un gran talento es siempre prematura” nos dijimos, todavía conmocionados por la temprana muerte del autor. Ahora, muchos años después, tras una enrevesada historia de mezquinas luchas por los derechos de autor (que habría dado pie a una excelente historia en manos de Kennedy) acaba de publicarse una obra de juventud del autor.
Escrita a los quince años, narra la historia de un chico de su misma edad en un pequeño pueblo del medio oeste americano. Sus relaciones con la mediocre y opresiva mentalidad provinciana, la influencia del pastor y de los evangélicos, la compleja personalidad de la atormentada tía Mae, que llegó a creerse artista en un momento y una sociedad que no podían aceptar aquel tipo de veleidades, la madre, destrozada por la muerte del padre durante la guerra; el padre, violento y absolutamente incapaz de entender el modo americano de vida que fue a defender en una guerra más allá de los mares…Y el dramático final, que me abstendré de contar, pero no de comentar que revela tanto al gran escritor que ya entonces era como al futuro suicida. La “Biblia de neón” no llega a tener la calidad de La Conjura de los Necios, pero es mucho más que la obra de un chico que soñaba ser escritor. Porque su sensibilidad, la selección de los temas, la densidad de los personajes y múltiples “insights” sobre los diversos personajes de aquel pequeño mundillo preanuncian, desde luego, al gran escritor que fue. Aunque haya escrito tan poco.