"Bajo la rueda", de Herman Hesse.

Publicado originalmente por Antonio F. Rodríguez en "La antigua Biblos". Aquí tienes el enlace.



Leí este libro hace tiempo, en los primeros años de la adolescencia y me impresionó profundamente. Publicado en 1906, cuenta una historia oscura y terribe, la pesadilla de un chico en un colegio interno demasiado riguroso y como sufre la dureza de la disciplina, las normas y la terrible frialdad de un sistema educativo demasiado rígido. Contiene una crítica profunda y bien armada contra los métodos educativos que se ocupan del orden y el rendimiento académico y no sólo se olvidan del desarrollo de la personalidad, sino que la axfisian dentro de un uniforme de comportamientos. En esos sistemas el alumno tiene la sensación de que el principal objetivo de sus profesores es doblegar la voluntad de sus alumnos, amaestrarlos para que hagan lo que se espera de ellos.

El libro está escrito con el estilo cristalino y espiritual de Hesse, que siempre sugiere más de lo que dice y se despliega suave y armoniosamente, con la perfección de los clásicos. Es la segunda novela que escribió y ya tiene todas las cualidades que luego hiceron famosa la obra del alemán, por ejemplo, siempre le dedica especial atención a las estaciones, la naturaleza y los paisajes.
Una novelita my recomendable, que puede servir de iniciación, para empezar a conocer a un autor alemán único, quizás el menos alemán de los autores porque parece realmente universal, y también para conocer ciertos internados religiosos que afortunadamente ya no son un lugar común tan cotidiano en Europa como antaño.
Hermann Hesse (Calw, 1877-1962), escritor alemán galardonado con el Premio Nobel de Literartura en 1946, nació en una familia descendiente de misioneros cristianos que publicaba libros piadosos. Trabajó como mecánico y luego como librero, lo que le permitió devorar libros en grandes cantidades sin problema. Comenzó a publicar poemas, relatos, novelas y a los 27 años consiguió vivir de lo que escribía. Sufrió migrañas toda su vida y vivió la tragedia de ver cómo su primera mujer desarrollaba una esquizoferenia.

Su matrimonio se rompió, se casó con una mujer suiza, se mudó a ese país y obtuvo la nacionalidad suiza. Asistió con alarma al auge del nazismo en su patria, publicó artículos en defensa de autores judíos, pero pronto fué vetado en Alemania. Después de la Segunda Guerra Mundial su creatividad decayó, sólo escribió poemas, artículos, algún relato y en los últimos años se refugió en la pintura. Dejó escritas unas cuarenta obras, de las que se han vendido más de 30 millones de ejemplares en multitud de idiomas, que han dado lugar a más de 200 tesis y 50 libros sobre su vida. En el año de su centenario (1977) era el escritor europeo más leído en Japón y EE. UU. Su influencia ha sido enorme y difícil de valuar.